"Caminé entre viñedos buscando el espíritu del valle, una milenaria encina que dicen te obsequia con el don de la juventud. 

Por el camino encontré a grandes compañeros y fuimos seccionando las mejores uvas como marca el ritual. Fue juntos como superamos los retos que surgieron en esta repentina aventura, y aunque no encontramos la milenaria encina, el camino nos sirvió para romper nuestros bloqueos, abrir la mente y crecer como individuos, pero sobre todo como colectivo.

Al volver, con el espíritu renovado, ofrecimos nuestra cosecha al pueblo quien elaboró unos de los mejores vinos que nos ha dado la tierra."

Camino de la Encina. 
Disfruta del camino.
Fotos: Flor Corona

You may also like

Back to Top